sábado, 6 de diciembre de 2014

Deja que...

Deja que el recuerdo te devuelva al instante,
que sea sólo el eco de un corazón que late.
A ese en que estuviste puedes seguir estando,
mas no en los otros a los que fuiste ausente,
a esos no los retiene la memoria,
se los devora el tiempo.
Deja que alguna brisa se lleve las palabras,
que no sean más que hojas caídas de la rama.
Las no dichas, las calladas.
Las que murmuran dudas,
las que carcomen almas.
Deja que la luz no sea piadosa y te arrebate la ignorancia.
Que sea sólo como el amor tardío,
que no provoca angustias, que no quita la calma.
El que recala hondo y te devuelve alas.

Ilustración "Cushion tree" by © Kelly Vivanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La alegría