domingo, 28 de julio de 2013

Desengaño

Fue en el momento
en que me di cuenta
que no puedo volar con alas prestadas,
que miré hacia abajo
y mis pies comenzaron a elevarse
a 2 centímetros del suelo.
No necesito que me ames
para ser feliz,
es porque soy feliz
que puedo amarte.


Ilustración "She could fly" by © Diane Duda



No hay comentarios:

Publicar un comentario

La alegría