domingo, 27 de marzo de 2011

Contemplación

Al mirarte
me elevo
emprendo vuelo,
y no me detengo.

Mi corazón se
enciende y canta
alimentándose de
esa luz que de ti emana.

Ya no hay tiempos,
ni peldaños, ni pensamientos.
Cruzo el firmamento
corazón libre al viento.

Desde aqui, desde allá, desde cualquier lugar
todo es posible
e incierto...
Sólo hoy me basta mirarte
todo lo demás quedó ya muy... muy lejos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

InterSer en Secretos Compartidos